sábado, 16 de abril de 2011

inquilinos extraños

El tiempo ha pasado y no se podia escribir, las palabras se prohibieron así mismas salir de mi boca, tenia mucho que decir pero como un funambulista torpe caí, caí en un abismo oscuro de no reconocerme, de mirarme a un espejo y no saber quien tienes enfrente, lo compredí tras ver el quimerico inquilino, y que los problemas no son problemas si no la visión que le quieras dar, aun así nunca he vivido en el mundo de Yupi

1 comentario:

  1. Echo de menos tus gotas.
    Todo está muy seco.

    Cristina.

    ResponderEliminar